Shizuto Masunaga nació en 1925 en Hiroshima y murió en 1981. Fue miembro del Instituto de Medicina Oriental y de la asociación psicológica de Japón. Durante diez años, enseñó en el Instituto japonés de Shiatsu en Tokio con la particularidad de incluir en su enseñanza una parte artística.

Su interés en Shiatsu comenzó en su infancia, después de las reuniones entre sus padres y los grandes Maestros de Shiatsu. En 1949 se graduó en Psicología y continuó sus estudios como terapeuta. Fundó Iokai en 1960 y abrió un Instituto en Tokio ocho años después. Este Instituto, todavía llamado «escuela Masunaga», aunque no está reconocido en Japón, entrena a muchos practicantes de Shiatsu que tienen su diploma oficial, y también se utiliza como una clínica donde muchos japoneses vienen a ser tratados.

Después de reflexionar sobre lo que para él es el trabajo real de la energía, Masunaga fue el primero en establecer las bases teóricas de la terapia Shiatsu en referencia a los grandes clásicos de la medicina tradicional China (Yin / Yang, meridianos, etc.) y desarrolló su propio método: el Shiatsu de los meridianos.

Masunaga consideraba que el trabajo en los tsubos no era suficiente, sobre todo porque estos no tienen la misma situación dependiendo de la morfología de los individuos. Basándose en las rutas primitivas de la acupuntura, diseñó una topografía más completa de las rutas de los meridianos en todo el cuerpo. Su investigación muestra que los meridianos están ubicados tanto en los miembros superiores e inferiores, lo que no es el caso de todos los meridianos en el Shiatsu clásico. Desarrolló la técnica Ampuku (masaje del vientre), y luego determinó las zonas diagnósticas del abdomen permitiendo establecer un balance energético en cantidad y/o falta, zonas más bien Kyo (vacío) o más bien Jytsu (lleno).

Su método hace especial hincapié en la noción de intercambio entre el donante y el receptor. Esta enseñanza está basada en el concepto de I shin den shin, es decir, la transmisión directa del conocimiento a través de la experiencia. Se trata de una transmisión «corazón a corazón» entre el maestro y los estudiantes. I shin den shin, indica en ambos lados una actitud de apertura definida en el pensamiento Oriental como una apertura del corazón. En Francia se llama Zen Shiatsu en referencia a su libro escrito en 1977.

Para Masunaga, aunque es importante en la práctica del Zen tener un buen Maestro, en la práctica del Shiatsu, el paciente es también el maestro.

Su enfoque del Shiastu despertó muchos detractores y, después de ser rechazado por Namikoshi, abrió su propia escuela. Masunaga pronto fue reconocido como un genio innovador cuyo espíritu de investigación estaba enraizado en la riqueza de sus orígenes.

Masunaga en acción

En el siguiente vídeo Masunaga muestra las bases de su práctica de Shiatsu


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *